domingo, 30 de enero de 2011

¡Hace tanto tiempo!


Hoy toca un poquito de música (de la buena a mi (modesto) juicio).

¡Si, si, ya sé que no es de ellos pero esta versión me gusta mucho!

Buen comienzo de semana a todos... luego ya se irá viendo, poco a poco, sin prisas...

***

Estamos atrapados en una trampa
No puedo marcharme
Porque te amo demasiado nena

¿Porqué no puedes ver
Lo que me haces
Cuando no crees una sola palabra que digo?

No podemos seguir juntos
Con una mentalidad suspicaz
Y no podemos construir nuestros sueños
En pensamientos desconfiados

Así que si un viejo amigo que conozco
Llega por aquí para saludar
¿Seguiría viendo desconfianza en tus ojos?

Aquí vamos otra vez
Preguntando donde he estado
No puedes ver que estas lágrimas son reales
Estoy llorando

No podemos seguir juntos
Con una mentalidad suspicaz
Y no podemos construir nuestros sueños
En pensamientos desconfiados

Oh deja que nuestro amor sobreviva
O seca las lágrimas de tus ojos
No hay que dejar que una cosa buena muera

Cuando nena, tu sabes
Nunca te he mentido
Mmm sí, sí

***

Intensidad...

Todos los días iluminas mi camino y cuando al atardecer te vas, como tu luz, mis esperanzas se apagan.

viernes, 28 de enero de 2011

Todo sucedió en un instante…

De repente, se sintió ardiente, llena de vida, extrañamente consciente de sí misma y de su propia existencia.

Dejó arrastrar su incandescente cuerpo por la cálida brisa que la elevó al instante y la transportó lejos del lugar de su creación, suavemente, desplazando su cuerpo por sendas desconocidas para ella. No estaba sola, eran muchas y a menudo tropezaban unas con otras y no viajaban solas, estaban protegidas por un aire grisáceo, denso y de un marcado olor a madera de pino.

Allí en donde intentaba pararse un momento a descansar provocaba desgracias, nadie la quería cerca, era despreciada por todos, incluso por sus congéneres. En apariencia eran todas iguales pero algo en su interior le decía que ella era diferente y esta situación provocaba más rechazo aún por parte de sus compañeras de viaje.

La corriente de aire cambió por un instante de dirección, momento que aprovechó para separarse de las demás. Ellas siguieron con su incansable ascenso, unas peleándose con las otras para subir más y más alto y ella inició un suave descenso.

Exhausta de tanto recapacitar sobre su existencia, logró al fin encontrar un remanso de paz. Un arroyo poco profundo y de aguas cristalinas que dividía en dos el verde bosque, sembrando la frescura por donde pasaba, dando de beber a los animales que se acercaban y alimento a las plantas que allí habitaban.

Sintió tal felicidad por haber encontrado al fin un lugar tan bello y lleno de vida que ni por un momento se paró a pensar que lo que para otros significaba vida…

Pobre ella que allí encontró el fin de su corta vida… tanto recapacitar sobre su existencia, tanto intentar ser diferente de las demás que ni cuenta se había dado de que solo era una brillante chispa que había salido  por la chimenea de la cabaña.

Tanto recapacitar para morir en un suspiro sin haber disfrutado de su corta existencia.

¡Feliz fin de semana a todos!

jueves, 27 de enero de 2011

Holocausto...


El 27 de enero fue elegido para conmemorar el Día Internacional para Recordar el Holocausto porque en esa fecha, en 1945, el ejército soviético liberó el mayor campo de exterminio nazi, en Auschwitz-Birkenau (Polonia).

Varios países conmemoraban ya este día para recordar a las víctimas del Holocausto pero fue el 1º de noviembre de 2005 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas designó la fecha como Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas.

Conviene recordar que millones de personas fueron víctimas del régimen nazi: alemanes, rusos, polacos e incluso españoles. El único delito era ser diferente. Por padecer una discapacidad o ser homosexual; por pertenecer a los pueblos judío o gitano; por ser masón, objetor o pentecontísta, por ser comunista o disidente... te ganabas un billete hacia el exterminio. Cualquier persona sin distinción alguna.

Recordarlo debería servir para evitar que vuelva a ocurrir... aunque no siempre sea así...

miércoles, 26 de enero de 2011

"La Ventana"


Me despierto, el Sol me da en los ojos, es una sensación agradable, sobre todo en invierno. Estoy algo aturdido y me duele la cabeza, ayer la noche fue larga. Cenamos en casa con unos amigos, la velada se alargo. El vino estaba muy rico. Hacia frio y encendimos la chimenea, lleva dos días nevando y eso no es normal en nuestro clima. Antes de acostarnos trasteé un poco por Internet, revisé el Blog… Entonces me doy cuenta, - si está nevando, ¿de dónde sale este Sol? - .

Sigo confuso, me levanto y me acerco a la ventana, el Sol me sigue dando en la cara. La orquídea que tengo en la ventana tiene tres brotes nuevos, sonrío. Aparto la cortina y me asomo, ahora sí que no entiendo nada de lo que estoy viendo. Calles estrechas, casas blancas con puertas azules, balcones que se entremezclan, miro hacia la izquierda, me llevo la mano a los ojos, el Sol me molesta con su reflejo en el mar. -¡El mar!, pero…  ¿qué hago yo en Mykonos?-.

No sé que está pasando, anoche me acosté en mi cama, en casa, con mi mujer y hoy me despierto en Myk… - Coño, ¿Dónde está mi mujer? -. Me doy la vuelta, en la cama no hay nadie. Me estoy poniendo nervioso, me siento en la cama e intento unir los vagos recuerdos me que vienen a la cabeza, me echo hacia atrás. Me quedo dormido.

- ¡Cariño levántate!, ¡No vamos a llegar! -, escucho la voz de mi mujer muy a lo lejos, abro los ojos, me despierto, recuerdo haber soñado algo sobre Mykonos. Huele a café recién hecho, a canela, a dulces. Me levanto, estiro mi cuerpo,  tengo la cabeza bastante aturdida. Escucho cantar al muecín y me doy cuenta que algo no va bien y  recuerdo lo de Mykonos. Corro hacia la ventana, antes de apartar la cortina doy un vistazo a mi orquídea. Tiene tres brotes nuevos, ya no sonrío. Me asomo la ventana, no puedo creer lo que veo.  Es Sultanahmet y al fondo veo La mezquita Azul, no puede ser,  me estalla la cabeza, me tapo la cara con los brazos y noto como me desplomo mientras pienso, - ¿Qué demonios hago en Estambul? .

Abro los ojos, el Sol me calienta la cara. Me incorporo rápidamente, sobresaltado. Estoy en mi habitación. Me duele la cabeza. Es primavera.

(Texto e imágenes originales de Quenqueiras)

martes, 25 de enero de 2011

Música


Espero que os guste como acompañamiento de las fotografías de ayer.


lunes, 24 de enero de 2011

Mar, acantilados e inmensidad...

Hoy no vale la pena poner mucho texto... 












 Empezó lloviendo, queriendo castigarnos también durante el fin de semana... pero al final el sol pudo con las nubes y nos dejó ver el azul del cielo (con un frío polar... eso sí).

Ausencias

No importan los emblemas
ni las vanas palabras que son un soplo sólo.
Importa el eco de lo que oí y escucho.
Tu voz, que muerta vive, como yo que al pasar
aquí aún te hablo.

Eras más consistente,
más duradera, no porque te besase,
ni porque en ti asiera firme a la existencia.


Sino porque como la mar
después que arena invade temerosa se ahonda.
En verdes o en espumas la mar, se aleja.
Como ella fue y volvió tú nunca vuelves.

Quizá porque, rodada
sobre playa sin fin, no pude hallarte.
La huella de tu espuma,
cuando el agua se va, queda en los bordes.

Sólo bordes encuentro. Sólo el filo de voz que
en mí quedara.
Como un alga tus besos.

Mágicos en la luz, pues muertos tornan.
Como La Mar, Los Besos de Vicente Aleixandre
 

viernes, 21 de enero de 2011

Mañanas frías...

"La libertad es como la mañana, hay quienes esperan dormidos a que llegue y hay quienes se desvelan y caminan la noche para alcanzarla" (Anónimo)

Me voy el fin de semana a buscar un poco de mi libertad... espero y deseo que cada uno obtenga la suya propia.

¡Feliz fin de semana a todos! 

jueves, 20 de enero de 2011

30 segundos de pura vida !

TIC… TAC…
Los segundos caen, el tiempo pasa despacio, muy despacio, pero avanza sin piedad…

TIC… TAC…
Nerviosismo extremo, miles de mariposas revolotean sin control alguno en tu barriga, cuello tenso, intentas relajarlo estirando la cabeza a la izquierda y luego a la derecha… no lo consigues… te fallan las fuerzas en las piernas, no las puedes controlar, tiemblan sin pausa, lentamente subes tus sudorosas manos a la altura de la boca y soplas intentando secarlas…

Intentas pronunciar alguna palabra que no consigues oír… ningún sonido sale de tu boca… solo sientes el latir de tu corazón a punto de saltar fuera del pecho…

TIC… TAC…
Miras a tu compañero más próximo a izquierda y derecha, os arrancáis mutuamente una sonrisa nerviosa… con la mirada llega para entenderos: ¡venga, ánimo, ahora es tarde para dar vuelta atrás!

TIC… TAC…
El tiempo pasa… el segundero cae implacable… cada avance, un martillazo en tu cabeza…

TIC… TAC…
Te dan la señal... y saltas al vacío…

martes, 18 de enero de 2011

Que difícil resulta a veces convencerse a uno mismo...

Doy gracias por el tiempo que paso con vosotros, por lo que compartimos, por las oportunidades para crecer… siempre llevaré lo mejor conmigo y me guiaré por vuestro ejemplo allá donde vaya.

Un amigo me ha pedido que ponga lo que se debe sentir llegados a este punto, así que ahí va… esto no es lo que nadie desea, pero aquí estoy, intentando encontrar la normalidad, mi normalidad, para volver a ella. Quizá sea porque tengo que aprender a verlo todo como una lección o porque no quiero pasarme el resto de mi vida amargado, o quizá sea, porque por fin comprendo que hay cosas que no queremos que sucedan, pero que hay que aceptar… o cosas que no queremos saber pero que hay que aprender y personas sin las que no podemos vivir, pero a las que hay que dejar que sigan su camino… quizá…


Puede que llegue el momento,
ese momento en que la gente atraviesa en la vida,
en que nada parece ir por el buen camino,
en que todo se tuerce y nada va bien.
Puede que llegue el momento
en que no consigas encontrar una salida para continuar,
y que todas las puertas que toques,
se cierren delante de tus narices!
Y cuando necesites a alguien,
a alguien a quien llamar,
porque toda tu fe se haya esfumado
y sientas que no puedes continuar,
que sea a mi.
Cuenta conmigo,
si lo que necesitas es un amigo,
deja que sea yo,
quiero ser yo.
Si sientes que vuelves siempre a casa con los bolsillos llenos de nada,
y no tienes ni un duro,
no importa en lo que cambies,
no encontrarás un lugar,
un punto de apoyo para llegar a algo,
ni una palmada de ánimo.
Ahora lo recuerdo todo demasiado bien,
como se siente uno al estar solo.
Te sientes como que no tienes nada,
ni tan siquiera un pequeño lugar que consideres tuyo,
entonces es cuando necesitas a alguien,
alguien a quien poder llamar.
Y cuando toda tu fe se haya esfumado
y sientas que no puedes continuar,
que sea a mi.
Cuenta conmigo,
si lo que necesitas es un amigo,
deja que sea yo,
quiero ser yo.

Mente sigue ganando...


Mañana es hoy y seguimos igual… incluso con el cuerpo al límite del agotamiento físico, no consigo dormir... mi mente parece haberse decidido a acabar con lo poco que queda... y de momento gana la batalla. 

¡Será necia! ¡No se da cuenta que una vez ganado el juego tampoco ella podrá existir! ¡El cuerpo no debería vivir sin mente, pero la mente sin cuerpo no existe!

Algún día conseguiré dormir normalmente y el juego acabará… algún día…

lunes, 17 de enero de 2011

Mente vs Cuerpo


Todo en segundo plano… tú mismo relegado a los hechos más básicos… supervivencia entre actos… sientes tanto cansancio… que tan sólo te gustaría desistir… dejarte ir  y que domine el olvido…

Noches enteras, de agotamiento extremo, noches a velas entre pensamientos de deterioro, por todo, por todos, soy todo dolor y en silencio quedo por el tiempo, sin más remedio que la mayor desesperación...

Intento controlar todo esto, pero se me escapa de las manos y no puedo… en todo momento, tan sólo quiero dormir y dejar que todo acabe... pero despierto, tras un lapso corto de tiempo, en noches eternas son miles de momentos...

Me levanto y camino como si buscara un momento, un encuentro, como si no encontrara mi propio cuerpo y entre sudores y desvaríos vuelvo… lo intento, despierto y vuelvo… ¡malditos sueños… jamás llegan cuando quiero!...

No entiendo el juego de lucha contra mi propio cuerpo… mente contra cuerpo y ninguno de los dos entra en razón… mente puede con el juego y cuerpo permanece despierto…

Tan sólo quiero dormir… ¡y no puedo!

(A ver si esta noche lo consigo, mañana os cuento)
 

domingo, 16 de enero de 2011

Singularidad !


¡Se puede estar convencido de querer algo -quizá durante años-, si se sabe que el deseo es irrealizable... pero si de pronto se encuentra uno ante la posibilidad de que ese deseo se convierta en realidad, solo se desea una cosa: no haberlo deseado!

jueves, 13 de enero de 2011

Why should I cry for you?


El paso del tiempo no siempre es malo, hay quien mejora.

¡Simplemente magnífico!

martes, 11 de enero de 2011

Grandes canciones !


Canción original de Virgilio Expósito (que puso música a decenas de letras de tango junto a su hermano Homero). Fue uno de los músicos más representativos de la generación del cuarenta. Autor prolífico, con cientos de canciones, tenía catorce años cuando compuso el tango “Maquillaje” y, a los pocos años, el monumental “Naranjo en flor”, dos clásicos indiscutidos del género, ambos inspirados en letras de su hermano.

Sus composiciones más destacadas son "Vete de mi", su bolero más popular con infinidad de versiones (entre ellas esta del gran Francisco Céspedes), los valses “Absurdo” y “Tu casa ya no está”, los tangos “Farol”, “Oro falso”, “Siempre París”, “Chau, no va más”, todos con versos de Homero y los instrumentales, “Chau Piazzolla” y “Parisien”, en colaboración con Héctor Stamponi. También con su hermano mayor, terminaron la obra póstuma de Enrique Discépolo: “Fangal”.

***

Tú, que llenas todo de alegría y juventud
y ves fantasmas en la noche de trasluz
y oyes el canto perfumado del azul
vete de mí.

No te detengas a mirar

las ramas viejas del rosal
que se marchitan sin dar flor,
mira el paisaje del amor
que es la razón para soñar y amar.

Yo, que ya he luchado contra toda la maldad,

tengo las manos tan deshechas de apretar
que ni te puedo sujetar,
vete de mí.

Seré en tu vida lo mejor

de la neblina del ayer
cuando me llegues a olvidar
como es mejor el verso aquel
que no podemos recordar.

Seré en tu vida lo mejor

de la neblina del ayer
cuando me llegues a olvidar
como es mejor el verso aquel
que no podemos recordar.

***

Dedicado a l@s cobardes que se benefician de los demás jugando con los sentimientos...

lunes, 10 de enero de 2011

Para ti !

Tus brazos siempre se abren cuando necesito un abrazo!

Tu corazón sabe comprender cuándo necesito apoyo!

Tus ojos sensibles se endurecen cuando necesito una lección!

Tu fuerza y tu amor me dirigen por la vida y me dan las alas que necesito para volar!

¡Feliz cumpleaños!

domingo, 9 de enero de 2011

Automedicación



TRASTORNO:

Terrible terremoto capaz de destruir la vida por completo, luego, réplicas que concluyen el trabajo inacabado, afortunadamente, cada vez más cortas y más espaciadas.

TRATAMIENTO:

Hipnóticas notas musicales que mitigan las horas más amargas de soledad

Aromático grano que sangra la más sabrosa de las infusiones capaz de anestesiar profundas heridas

El mar a tus pies, grandiosa vista que te da el poder de controlar la más terrible de las tempestades

Cálido cobijo que hace que las lluvias incesantes se conviertan en refrescantes perlas húmedas 

Fugaces rayos de sol a través de las casi impenetrables nubes, esperanza en estado puro

Compañía capaz de darte la mejor de las conversaciones y los más inestimables consejos

Dulces vibraciones en los tímpanos que hace parecer natural el no mendigar sentimientos

***

Atención, este post no es de un medicamento, no es necesaria receta médica para su dispensación en establecimientos públicos o privados, si los síntomas persisten demasiado tiempo, no dude en pedir ayuda, en caso de duda no consulte a su farmacéutico, recurra a sus más íntimos amigos.

***

sábado, 8 de enero de 2011

'Los pobres desgraciados hijos de perra', los relatos de Carlos Marzal

Con un poco de suerte aquel verano –el último verano verdadero de la violenta y desconcertada juventud– habría podido ser el mejor de nuestras vidas.

Ninguno de nosotros sabía por entonces que nos estábamos despidiendo de algo. Ninguno hubiese dicho que estábamos diciendo adiós a una parte de nosotros mismos que ya no volvería, pero el caso es que así fue. Algo se marchó para siempre: sin previo aviso, sin levantar la mano para saludar desde la borda del barco que se aleja, sin una nota con su breve explicación que nada explica. 

Las despedidas –eso lo aprendí más tarde– no consisten por regla general en un acto concreto, no son un hecho al que podamos atribuir su lugar, su fecha y sus protagonistas. Son un proceso, un transcurso. Uno está despidiéndose de las cosas, de las personas, de casi todo, durante casi siempre. Hasta que descubre que ya no están. La prueba de que sucede de ese modo es que cada cual tiene la certeza de que los veranos ya no son iguales a los de antes: la luna de las noches es menos anaranjada, y el jazmín aturde menos, y la piel no se electriza con la misma fuerza, y el amanecer nos sorprende a todos más cansados. 

No podemos decir cuándo perdimos el verano, pero lo cierto es que lo hemos perdido. No sabemos decir cuándo el verano se perdió de nosotros, pero la verdad es que no hemos vuelto a tener aquella sensación de ser invulnerables. Algo así creo que nos pasó a todos durante aquel verano de nuestra juventud.

Adelanto de lo que creo va a ser una buena lectura...
(editorial Tusquets, pvp 19 €)

***
La música... casi inevitable ponerla... :)